Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

22.10.13

La pobreza infantil puede comprometer las emociones durante la etapa adulta


Investigadores norteamericanos han comprobado que la pobreza infantil puede tener efectos en las regiones del cerebro que controlan las emociones.

La amígdala es un área del cerebro que detecta y responde a las amenazas bajo el control del córtex prefontral; juntas, estas dos regiones del cerebro, juegan un papel clave en la respuesta emocional del cerebro al estrés. Una disfunción en ellas puede contribuir a desarrollar depresión, ansiedad, agresión impulsiva, y abuso de sustancias.

Pilyoung Kim y colegas usaron técnicas de resonancia magnética para evaluar la actividad cerebral en 54 jóvenes adultos. La mitad de ellos pobres, y la otra mitad de clase media cuando tenían 9 años de edad.
Cuando a los participantes les fueron mostradas imágenes negativas, se observó una mayor actividad de la amígdala y menor actividad del córtex prefrontal, en los jóvenes adultos que habían vivido en la pobreza cuando eran niños.
Además,  los autores encontrarón que los cambios neurológicos en respuesta a la pobreza infantil fueron debidos a la exposición de estrés crónico físico y social desde los 9 a los 17 años.
Según estos investigadores, estos hallazgos pueden ayudar a paliar estas desigualdades emocionales.

 Fuente: pnas.org