Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

9.12.13

No todas las especies se deterioran con la edad

En nuestra juventud estamos sanos y fuertes y luego nos debilitamos poco a poco hasta el final. Pero en la naturaleza el fenómeno del envejecimiento muestra una inesperada diversidad de patrones, concluyen investigadores de la Universidad del Sur de Dinamarca.
No todas las especies se debilitan y se vuelven más propensas a morir a medida que envejecen. Algunas especies se hacen más fuertes y menos propensos a morir con la edad, mientras que otros no se ven afectados por la edad en absoluto. El aumento de la debilidad con la edad no es una ley de la naturaleza.
Investigadores de la Universidad del Sur de Dinamarca han estudiado el envejecimiento en 46 especies muy diferentes, incluyendo mamíferos, plantas , hongos y algas , y sorprendentemente encontraron que hay una gran diversidad en la forma que envejecen los organismos. Algunos llegan a ser más débiles con la edad, como los seres humanos, otros mamíferos y aves, mientras que otros se hacen más fuertes con la edad, por ejemplo tortugas y algunos árboles, y a otros no le afecta.

Existen especies que experimentan una disminución de la mortalidad a medida que envejecen, como la tortuga del desierto, Gopherus agassizii, que experimenta la mayor mortalidad a edad temprana  y una mortalidad constante a medida que envejece y especies de plantas, como el árbol mangle blanco, Avicennia marina, que siguen el mismo patrón.
Hay especies que tienen la mortalidad constante y no se ven afectados por el proceso de envejecimiento, como el pólipo de agua dulce Hydra magnipapillata.
Varias especies de animales y plantas muestran muy pocos cambios en la mortalidad a lo largo de su curso de la vida, como el rododendro (Rhododendron máximo) , el carbonero común (Parus major), el cangrejo ermitaño, ( Pagurus longicarpus ), la lagartija común (Lacerta vivapara ), el abalón rojo (Haliotis rufescens), rana de patas rojas (Rana aurora ) y la gorgonia roja coral (Paramuricea clavata).
En resumen no existe una fuerte correlación entre los patrones de envejecimiento y los ciclos de vida típicos de las especies.
Fuente: eurekalert.org
Imagen: Pólipo de agua dulce. Ralf Schaible